Menu superior

INICIO SOBRE MI INDICE DE RECETAS COLABORACIONES PRENSA MI LIBRO PROGRAMA AL DENTE El Desafio CONTACTA

31 octubre 2011

El plan alternativo a Halloween, made in Spain

Hace unos días tres amigas decidimos hacer un taller de buñuelos. Reunirse con amigos para hacer algo en común es súper divertido y si aprendes algo nuevo y ¡rico! pues mucho mejor !¡

Aprovechando que los abuelos de una de ellas habían sido los pasteleros de Baños de Montemayor (Cáceres) y que en repetidas ocasiones habíamos probado los buñuelos que hacía su madre (¡de muerte!) de la receta heredada de sus abuelos, pues nos animamos!!

Un día por la tarde, después de salir la noche anterior y más aburridas que nada! lo organizamos y fue perfecto. Claro!, fue perfecto GRACIAS a la ayuda de la madre de María, que sin ella… ni taller, ni buñuelos, ni nada!

Os dejo unas fotos del paso a paso y una muestra para que os lo creais, porque aunque no soy nada cocinitas, esta vez sí me animé! J



Los buñuelos es una preparación de la comida mediterránea muy antigua. Son dulces típicos en celebraciones señaladas, como el Día de Todos los Santos (mañana, 1 de noviembre).

En concreto, hay un tipo de buñuelos, en forma de bola y especialmente ligeros, que se llaman buñuelos de viento, por su ligereza y porque suelen tener grandes burbujas de aire en su interior. Es habitual aprovechar el hueco interior para rellenarlos de crema aunque actualmente se rellenan de un sinfín de sabores (nata, chocolate, moka, …).

Pues bien, esos fueron los que hicimos y además, rellenos de crema! Ah! Y estaban deliciosos! Pero lo mejor, fuel la tardecita que pasamos junto con la madre de María, así que GRACIAS.

¿Os animáis?

[EDITADO] 
Aquí os dejo la receta, que acordaros es de los antiguos pasteleros de Baños de Montemayor (Cáceres):

Para la crema: ¾ leche semidesnatada a cocer.
En un recipiente mezclamos: 200 gr. de harina y 200 gr. de azúcar (mezclar bien).
Una vez que la leche esté cocida se echa de GOLPE a la mezcla y se remueve muy RÁPIDO con las varillas.
Para la masa: 
Al fuego máximo se va añadiendo: ¼ de agua y 100 gr. de manteca de cerdo, y cuando está deshecha la manteca en el agua se añade de GOLPE 150 gr. de harina y se mueve RÁPIDO con cuchara de madera.
Cuando está bien mezclado se quita del fuego y se pasa a un recipiente de plástico y se añaden 6 huevos SIN BATIR. Se pasa por la batidora al 8-10 de potencia.
Mientras tanto, se va poniendo en una sartén honda aceite de girasol (más económico) al fuego, por que debe de estar MUY CALIENTE. Cuando haya alcanzado mucha temperatura…. VAMOS A ELLO!:
Se coge un poco de masa en una cucharilla de postre (un poco más grande que la de café) y se echa en la sartén con el aceite MUY CALIENTE. Al echarlo la masa se va al fondo de la sartén y sube rápidamente, se deja la masa hasta que se fríe, se sacan y se ponen en una bandeja. Mientras aún estén calientes hay que ‘rajarlos’ por la mitad con un cuchillo de sierra.
De vuelta a la crema (que se ha estado enfriando en todo este tiempo): se le añade un pizca de colorante y un poco de agua y se va batiendo con la batidora a 8-10 de potencia. Se va añadiendo poco a poco el agua que necesite.
Se rellenan los buñuelos con cuchara de postre o con manga pastelera.
Finalmente, se espolvorea azúcar glass por encima et voilà.

Ya nos contaréis qué tal os salen :)

28 octubre 2011

Muerte por Chocolate: R.I.P

Hoy sí es ¡ VIERNES !
Qué bien me siento cuando empiezo así, porque ya sabeis que nos encantan los viernes.




Es un día especial, porque a las puertas de Halloween y con un día festivo en mente, hemos estado pensando en qué cosas podríamos ir preparando acorde con esta temporada y así mantenemos la mente muy ocupada.

Las propuestas para la noche del 31 también nos han tenido muy entretenidos en la gastrosfera, puesto que por todas partes hemos podido ver fiestas y recetas con grandísimas ideas y mucha imaginación.

Las chicas de Film&Food también nos habían propuesto su propio reto mensual y como siempre muy original y divertido: TRUCO o TRATO.


Yo me decanté por TRATO, por aquéllo de que las negociaciones se me suelen dar mejor que las sorpresas je je je... y por tanto hoy quiero invitar a una colega y amiga a que disfrute de esta tarta que he hecho especialmente pensando en ella, dedicado a ti VIRGINIA, de KINYCOOKIES, espero que te guste para que nos podamos tomar un cafecito juntas y charlar de nuestras cosas, aunque sea de modo virtual :) y os recomiendo que visiteis su blog para ver las chuladas que hace. Mil besos guapa:

MUERTE POR CHOCOLATE

La receta original es de Nestlé Postres, similar a las tartas de galletas que se hacen de mil maneras. el nombre que yo le he dado está directamente relacionado con la "decoración" de la tarta, aunque no es exactamente la tarta intensa de capas de chocolate que se suele conocer por ese nombre.


Ingredientes para la tarta:
  • 200 g. (8 barritas) de chocolate fondant NESTLÉ POSTRES
  • Alrededor de 40 galletas rectangulares tipo tostada tradicional.
  • 300 g. de nata montada.
  • 100 ml. de café solo.
  • 50 ml de coñac, brandy o un licor al gusto.
  • 3 huevos, separando yemas y claras.
  • 3 cucharadas de azúcar

Elaboración:

En primer lugar pondremos a fundir el chocolate troceado junto con 3 cucharadas de agua. Podmeos hacerlo al baño maría removiendo hasta que esté bien derretido o bien al microondas, a 600w y a intervalos de 2 minutos, removiendo y vigilando para que no se queme.

A continuación, batiremos las yemas junto con las 3 cucharadas de azúcar hasta que estén cremosas. Yo lo he realizado con la batidora normal, y así crecen un poco y se forma una crema.
Agregamos el chocolate fundido a las yemas y lo mezclamos muy bien.

Tenemos que montar las 3 claras a punto de nieve como habitualmente lo hagais en casa, con varillas o un robot. Cuando ya estén duritas se incorporan a la mezcla anterior de chocolate y yemas y con movimientos envolventes lo mezclamos todo. Vemos que nos queda una mousse de chocolate.

En un cuenco o plato hondo, mezclamos el café con el licor, yo he utilizado Brandy.
Preparamos el molde o fuente para hacer la tarta. He utilizado un molde rectangular que he cubierto muy bien con plástico por dentro, para que luego pueda sacar toda la tarta entera del molde tal como está.
Si no quereis sacarla y la servireis en el mismo molde, con que unteis un poco con mantequilla para que luego no se pegue tanto a las paredes estaría listo.

Para montar la tarta, vamos a ir bañando las galletas en el café con licor y las colocamos sobre las paredes y la base de la fuente. (Si el pastel es para niños, puede sustituirse la mezcla de café y licor, por leche con colacao por ejemplo)

A continuación ponemos una capa de la mousse de chocolate bien extendida y que no sea demasiado gruesa. Encima una capa de nata montada (puede ser directamente con spray) y terminamos con otra capa de galletas también mojándolas previamente en el café.
Ponemos capas alternas de la mousse, la nata y las galletas hasta llenar el molde. En mi caso hice 3 capas en total.
Por último lo metemos en la nevera unas horas para que se quede bien firme la mousse y coja consistencia toda la tarta.
Las galletas de los bordes las teneis que poner al ras del relleno, porque si no se os caerán, pero podeis esperar a que estén humedecidas del todo y se cortarán muy fácil con un cuchillo.

Decoración:
Para decorar nuestro cementerio terrorífico donde descansan una serie de golosos sin remedio, vamos a necesitar:
  • Un paquete de galletas Oreo
  • 2 paquetes de Mikado
  • Unas etiquetas imprimibles de lápidas
  • Unos cuantos esqueletos de adorno


En primer lugar trituraremos con una picadora las galletas Oreo sin el relleno, que tendremos que quitar con una cuchara.
Ahora usaremos los polvos para realizar los montones de tierra de las tumbas y junto a ellos colocaremos las lápidas que hemos impreso, sujetándolas con un palillo por detrás.
Yo me he descargado una plantilla de chickabug.com, en su blog podeis ver más ideas. La verdad es que las pasé al castellano, pero luego no pude volver a imprimir, así que así se quedaron, en versión original ;).
Otro ejemplo es hacerlas con galletas, como la idea original de Sweet Paul.
También se espolvorea un poquito de azucar glass o azúcar normal entre las "tumbas".





Después ubicamos estratégicamente los muñecos que hemos conseguido de un juego antiguo de rol que ni recuerdo como se llama, pero lo tengo todavía todo guardadito y tiene auténticas maravillas ;)
Si no teneis algo parecido, también se pueden hacer huesitos y calaveras con fondant blanco y darle un toque de tinte marron para simular envejecimiento.

Por último y alrededor de todo el borde de la tarta tenemos que colocar clavados los palitos de Mikado partidos al medio, que simulan una valla del cementerio. Los ponemos en diferentes alturas y alternando la vista de choco y galleta para que sea más real.

Y ya tenemos nuestra aterradora tarta lista.

La idea de esta tarta me surgió al ver la tarta que os comentaba antes de Sweet Paul.
Desde que  la vi supe que tenía que hacerla sin falta.
En el blog "6 bitter Sweets"   también podeis ver otro ejemplo muy intereante.

Bueno para otro año probaremos cosas nuevas.

Ahora disfrutadlo todo lo que se pueda
Besos.

¡FELIZ HALLOWEEN!


25 octubre 2011

Brioche de frutos rojos: arándanos y frambuesas

Por fin llegó el otoño... ahora sí que ya no hay excusas para ponernos a preparar fabulosas recetas de temporada, cálidas, sabrosas y con un sabor a hogar especial.
Eso es lo que haremos durante todos estos días de otoño que nos esperan...
Mientras tanto, hoy comparto una receta dulce, sencilla, pero con un toque especial como siempre.




Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de octubre, nos invita a preparar un bollo clásico francés:  el Brioche.

El Brioche es un bollo que a mí personalmente me apasiona. No sólo por su sabor y textura que le hace riquisimo, sino por el juego que da. Lo utilizo en comida dulce y salada, indistintamente y está igual de bueno.

Esta receta puede tener muchisimas variantes así que yo hoy he realizado una más, una opción con relleno y preparada de un modo un poquito diferente, pero con la misma base de siempre.

Ingredientes:

Para la masa:
  • 90 g leche
  • 25 g levadura prensada fresca (un cubito) o de panadería
  • 4 huevos , medianos 200
  • 500 g harina de fuerza
  • 60 g azúcar
  • 10 g sal
  • 100 g mantequilla , a temperatura ambiente

Para el relleno:
  • 500 grs de frutos rojos, arándanos y frambuesas utilicé yo, frescos o tambien puede ser en conserva.
  • 200 grs de gotas de chocolate valor

 
Elaboración:
 
Ponemos a precalentar el horno a 200º
En primer lugar vamos a preparar la masa del brioche.
Ponemos la leche en el vaso 30 segundos, 37º, velocidad 1, para que nos quede tibia.
Agregamos al vaso la levadura desmenuzada, y para disolverla con la leche programamos 10 segundos,
velocidad 3.
Añadir los huevos, la harina, el azúcar y la sal. Programamos 30 segundos, velocidad 6.
Amasamos toda la mezcla programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad Espiga.
Por último, con el vaso cerrado y velocidad Espiga, programamos 2 minutos y le vamos añadiendo la mantequilla en trozos por el bocal, hasta que se integre bien.
Dejaremos reposar la masa en el vaso durante 1 hora.
 
Cuando pase el tiempo, con la espátula bajamos toda la masa y programamos 1 minuto, vaso cerrado velocidad Espiga.
Ya tenemos la masa lista, hacemos una bola y la colocamos en una fuente tapada con un paño para reposar durante una hora.
 
Una vez que haya crecido la masa, la volvemos a amasar con las manos y la estiramos en un rectángulo sobre papel de hornear, porque vamos a rellenarla: utilizamos los frutos rojos bien limpios y las gotas de chocolate para repartirlos a lo largo de la masa, dejando un espacio en los bordes para no pegarlo a la orilla.
 
Después tenemos que enrollar la masa a lo largo, por encima de nuestro relleno, como si fuera un brazo de gitano.Para ello nos vendrá muy bien ayudarnos del papel de hornear que habiamos colocado en la base. Dejar muy bien cerrado con las manos y en las orillas.
 
Con un cuchillo bien afilado y untado en harina, vamos haciendo cortes de nuestro rollo de masa, de modo que nos saldrán bollitos que colocaremos en plano sobre la bandeja del horno.
 
Pintamos la superficie con huevo batido y por fin los metemos al horno durante unos 30 minutos.
 
Y en cuanto los saquemos tendremos unos jugosos y espectaculares brioches, que te chuparás los dedos !!
 

 

 

  

 

 

 

21 octubre 2011

Focaccia de Romero y queso provolone

Buenos días de Viernes ¡

Así como que no quiere la cosa se nos ha pasado la semanita y aunque ya estamos con los olores y sabores del otoño mantenemos mucho optimismo veraniego.

Hoy comparto un plato que hacia mucho tiempo que no preparaba y que nos puede venir fenomenal para el fin de semana. ¡ Focaccia de romero y queso provolone !

Estuve echando un vistazo por la red, viendo recetas similares para renovarme un poco y curiosamente me encontré con una que me llamó mucho la atención. No tenía fotos porque no estaba en un blog de cocina, sino que alguien a su vez compartía una receta familiar de origen italiano y desde luego no podía dejarlo pasar.
Lo ví en laboratorio de escritores en cocinas, por si quereis echar un vistazo.



Os cuento cómo lo he preparado casi siguiendo su receta exacta:

Ingredientes: 
  • 250 gr de agua templada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 y media cucharaditas de azucar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 500 gr de harina
  • Un cubito de levadura fresca, o un sobre levadura seca de pan (liofilizada)
  • ramas de romero fresco
  • queso provolone, cortado en lonchas finas.
  • Una loncha de jamón serrano ibérico

Elaboración:



Se mezclan todos los ingredientes bien para realizar una masa, muy similar a la pizza, trabajándola con las manos.
Se coloca la bola de masa en un recipiente y la tapamos con un paño húmedo durante una hora para que repose y crezca.
Mientras tanto, ponemos a precalentar el horno a 60º y preparamos la bandeja, poniendo papel vegetal en la base y pincelándola con un poco de aceite de oliva.
Preparamos una mezcla en un vasito con media parte de aceite de oliva y un chorro de agua y reservamos.

Cuando finalice el reposo, extendemos bien la masa sobre la fuente del horno y vamos marcando bien hoyos con los dedos, de manera que nos queden como pequeños hoyuelos pero sin traspasar la masa.
A continuación, con la mezcla del aceite que teniamos reservada pintamos toda la masa, para que nos queda empapada con la mezcla.

Metemos en el horno a 60º durante 30 minutos y lo sacamos para dejarlo enfriar un poco a temperatura ambiente. Calculo que puede tardar 15 o 20 minutos.

Lo siguiente es cubrir la focaccia con las hojas del romero, que la iremos quitando de las ramas, con el queso provolone repartido en lonchas por la superficie, un poco de sal y lo volveremos a meter al horno, esta vez a 200º durante 20 minutos hasta que está bien doradita.

Para acompañar, puse además en una fuente, entre dos papeles de horno y con peso, un par de lonchas de jamón serrano, que se meten al horno en otro nivel junto a la focaccia cuando se falta poco tiempo y se hacen en 5 minutos. Está muy rico para comerlo en conjunto y le da un toque.

Ya tenemos nuestro platazo de origen italiano sabrosísimo y la cocina oliendo a romero que es un placer.

Espero que os guste, un beso !







18 octubre 2011

Goulash {Carrillada de ternera estofada}

Vuelve el reto de este mes y le toca el turno a un plato que no había preparado nunca en su versión original, pero que tiene una perfecta aplicación en otro tipo de guisos de aquí de nuestra tierra.

Acabamos de pasar de 100 seguidores y como estamos muy contentas queremos tener un detalle con la persona que ha sido nuestro seguidor redondo, el número 100, que en su día fué CATY, así que ya está avisada y en unos días tendrás unas sorpresitas en casa. Espero que te guste.

Mientras tanto, estamos preparando también algunas novedades. Unos pequeños retoques de imágen para ser más prácticos y de cara al proximo mes os contaremos cómo estamos pensando celebrar nuestro primer aniversario, que ya va quedando menos... quién lo hubiera dicho, cómo pasa el tiempo.






No estaba yo muy puesta en el origen del plato, pero las chicas del CWK nos lo explican perfectamente. Se elabora con carne de ternera o cerdo, pimiento, cebollas y pimentón (la palabra gulash (gulyás) significa rebaño de bueyes o vacas). Se parece mucho a la carne estofada o guisada.
Yo he hecho mi propia versión, que probablemente se parece más a un estofado de ternera, pero bueno, creo que se identifica perfectamente con la adaptacion del plato. Además, he aprovechado de nuevo para usar las cocottes que adoro !.
  
 Ingredientes (calculado para 2 personas):
  • 500 grs de carrillada de ternera (unas 4 piezas medianas)
  • una cebolla
  • una guinda
  • un pimiento rojo
  • 3 patatas grandes
  • un ajo
  • laurel
  • una cucharada de pimentón dulce
  • medio vaso de salsa de tomate natural
  • aceite de oliva, sal y pimienta negra.
  • un vaso de vino blanco (unos 200 ml)
  • un chorrito de Pedro Ximénez
  • Medio litro de agua.


Elaboración:

1)  Preparar todas las verduras (cebolla, guinda, pimiento), lavandolas bien y cortándolas pequeñitas.
Pelar y lavar las patatas y cortarlas en cuadrados grandes.
2)  En una olla, poner aceite de oliva a calentar y dorar las piezas de carne por ambos lados.
3) Añadir el ajo y las verduras picadas y dorar todo a fuego bajo, durante unos 10 minutos.
4) agregar el pimentón, remover bien y apartar del fuego unos momentos mientras se mueve muy bien para que no se nos queme.
5) Volver a poner al fuego bajo, añadir la salsa de tomate natural, el laurel y salpimentar al gusto.
Si nos gusta una salsa más espesa en este paso se puede echar una cucharada de harina y mezclarla bien.
6) Ponemos las patatas y las dejamos unos minutos al fuego. A continuación agregar el vino blanco y el chorro de Pedro Ximenez. Podemos subir un poco el fuego para que coja temperatura durante unos 5 minutos. Remover constantemente con cuidado.
7) Añadir el agua suficiente para cubrir la carne hasta casi la parte superior (también puede ser caldo de carne si teneis, pero entonces ojo con la sal, no echeis antes por si acaso).
Tapamos la Olla y dejamos cocer durante 40-45 minutos, a temperatura media, o al número 1 en ollas rápidas, para que se nos haga despacio. Y ya lo tenemos listo !.

Las verduras se pueden también pasar por pasapuré o chino al abrir la olla para que nos quede una salsa mucho más fina y elegante.

La carne queda jugosísima y se deshace en la boca, es un plato muy bueno que además se puede preparar de un día para otro sin problema.

Espero que os guste.
Un beso !





  

14 octubre 2011

Canelones de calabacín rellenos de arroz y gambas

Como aún disfrutamos de un increíble tiempo veraniego nos apetece mucho hacer platos frescos, que podamos dejar preparados con antelación incluso y que se disfruten al aire libre.
Hoy tengo unos canelones hechos a modo de rollitos de calabacín que son muy sencillos y están buenísimos.

¡FELIZ VIERNES!




Ingredientes:
(para dos personas, unos 6 rollos)
  • Un calabacín, no demasiado grande, o bien medio si es muy gordo porque sobrará.
  • 120 grs de arroz tipo bomba
  • una docena de gambas cocidas
  • 6 lonchas de jamón york
  • 6 lonchas de queso tipo Havarti
  • una bolsita de aceitunas sin hueso
  • aceite, sal, laurel, ajo.

Elaboración:

Para hacer los rollitos yo he utilizado una esterilla envuelta en plástico, lo mismo que uso para hacer sushi que es muy práctico.

En primer lugar preparamos las lonchas de calabacín para hacer los canelones. Se cortan finas lonchas con un pelapatatas para que nos salgan bien y con cuidado se colocan en una fuente para microondas con un chorrito de aceite. Se ponen durante 5 minutos a 600 w, pero habrá que vigilar porque dependerá de lo finas que sean las lonchas o la potencia exacta del microondas. Nos deben quedar cocidas.

Mientras tanto, pondremos a cocer el arroz en un cazo pequeño, con unas hojas de laurel, un ajo, sal y lo dejamos unos 15 minutos o hasta que el arroz esté bien cocida.
En un bol vamos a mezclar el arroz con las aceitunas y las gambas troceadas para que nos quede bien mezclado.

Para montarlo todo, se coloca la esterilla sobre la tabla o encimera y vamos colocando las lonchas del calabacín ya cocidas montandolas un poco en las orillas unas sobre otras, para cubrir toda la superficie de la esterilla del calabacín.

Encima del calabacín se coloca una loncha de jamón de york extendida, a continuación una loncha de queso havarti y por último la mezcla de la arroz.
Entonces vamos a enrollar con mucho cuidado todo con la ayuda de la esterilla y apretando siempre con los dedos hacia dentro, para que nos queden bien formados.
Una vez tengamos el rollito hecho lo cortaremos con un cuchillo al medio o a la medida deseada.

Por encima se le espolvorea un poco de emmental rallado y para acompañar hice un poco de bechamel ligera, pero se puede añadir mahonesa o cualquier otra salsa.

Animaros a probarlo.
un beso !


  



10 octubre 2011

Azucarillos de colores

Empezamos una nueva semanita, y esta vez, para endulzar un poco he querido hacer unos cuantos azucarillos de colores. Son muy fáciles pero si tienes algún encuentro o merienda entre amigas puedes quedar genial con azucarillos de diversas formas y colores. También los puedes hacer con los niños porque es divertidísimo.



Ingredientes:
Se necesita azúcar normal y colorantes liquidos, de los que se venden en cualquier supermercado.

Elaboración:
El proceso es simple: en un recipiente pequeñito se colocan un par de cucharadas de azúcar y se agrega un par de gotas de agua, lo justo para que se humedezca. se añade una gota del colorante deseado y se mueve para que mezcle bien todo. Aquí es cuestión de fijarse bien en el azúcar, porque debe quedar suficientemente húmedo y repartido como para que no se separe, pero no demasiado porque no se secará bien.
Yo le he echado un poco más de colorante de lo que debería para que se vieran colores fuertes, pero eso va al gusto.
A continuación se coloca el azúcar bien apretada dentro del molde deseado. Este molde es de Squires Kitchen, se utiliza para las formas del fondant, para adornar cupcakes etc... y para esto va muy bien porque no se quedan manchas ni nada.

Repetimos el proceso por todos los colores que queramos hacer y cuando acabemos lo metemos en la nevera hasta que se endurezca del todo.

Después solo es sacarlo y listo !

un paso a paso simple y gracioso.
un beso.





07 octubre 2011

Macarons: segundo intento

STAY HUNGRY, STAY FOOLISH

"Seguid hambrientos, seguid alocados"
(Steve Jobs)

Viernes de nuevo, y empezamos con una máxima que queremos y debemos seguir en nuestras vidas por el significado que tiene. Nunca dejes de aprender cosas nuevas, nunca dejes de disfrutar la vida y nunca dejes de buscar nuevas motivaciones y retos para hacerla más interesante ... (esto es mi interpretación personal).
Y dicho esto, y además aplicándome el cuento, sigo con mi reto personal de conseguir unos fabulosos ¡MACARONS!.
Este es mi segundo intento completo. Los primeros ni siquiera se pueden considerar porque no salió nada. El primero real no os lo enseñé porque no hice ni una foto, pero nos lo comimos, porque de sabor estaba bueno.


MACARONS ALLÁ VAMOS: SEGUNDO INTENTO
#macaronsallavamos


Las fotos no son muy buenas porque ya se me iba la luz, pero se aprecia bien cómo quedaron y creo que no me fué tan mal. Esta vez, estaban buenísimos, prueba de ello es que nada más acabar me habia comido ya varios, ¡qué tentación!.
Lo que debo mejorar es las formas, porque se me deformaron un poco, y la textura, para intentar que queden mucho más lisitos por arriba.

Ingredientes:
  • 75 g de harina de almendra
  • 135 g de azúcar glass
  • 2 claras de huevo
  • 15 g de azucar
  • colorante wilton rosa

Despues de mucho indagar en webs, y ver que hay muchisimas opciones, al final he utilizado la receta que indicaba Trotamundos, en Food and Cook. He adaptado cantidades, para no hacer tanto en mi prueba, no sea que hubiera que tirarlo.
También he leido muchas paginas con buenos tutoriales, por ejemplo os recomiendo el de Isabel, de Aliter Dulcia, Sara, de las Recetas de Sara, y también el de Pamela, de Uno de Dos.


  
Elaboración

Os voy a detallar paso a paso lo que yo he seguido y las cosas que aún se pueden mejorar para que a la
siguiente intentona me salgan mejor. Espero que sea la definitiva.


1) Lo primero que hice fué dejar preparada la bandeja del horno, para luego no perder el tiempo con la masa hecha. Me hice unas plantillas dibujando círculos en un papel de horno, y luego le puse otro encima. Leí este consejo en Las Recetas de Sara, para que las formas fueran lo más similares posible, y me pareció muy buena idea. Deben estar bien separadas. Pero, cometí un fallo, porque me quedaron demasiado grandes para mi gusto. La próxima vez los haré más pequeñitos, así no se mueve tanto la masa.
Ponemos a Precalentar el horno a 180ª, arriba y abajo.


   
2) Encontré harina de almendra un poco de casualidad en unos almacenes al por mayor, así que si no teneis usad la almendra molida comprada y azúcar glass también comprada (no vale en thermomix).
Lo primero es tamizar la harina y el azúcar glass. Lo hice junto, porque no vi que nadie especificara que mejor por separado.
Lo pasé por un tamiz muy fino 3 veces. Sí, nada menos que 3, y ahora creo que me quedé corta, porque hubiera sido mejor alguna más. 
Esto se hace para lograr una textura lo más lisa posible. Al acabar lo dejamos reservado.
Fijaros en el bol de la derecha la almendra y azúcar tamizada, y en el de la izquierda todo lo que le retiré.



3) Separamos las claras y las ponemos a montar. En este caso utilicé la Thermomix para montarlas, a velocidad 4 durante 2 minutos. Las dejo tiempo pero las voy vigilando a ver si están suficientemente firmes. Además, añado en este punto el colorante, porque al batirlo con máquina se integra perfectamente. Según la receta, se le añade en forma de lluvia el azúcar normal y se bate un poco más.
En mi siguiente intento creo que probaré a eliminar el azúcar normal para ver si me queda mejor textura, más lisa. También creo que con el azúcar pueden necesitar mucho más tiempo de batido, como un merengue.

En la foto se aprecian las claras ya con el colorante y el azúcar dentro de la thermomix.


4) Agregamos las claras a punto de nieve a la mezcla que teniamos reservada de almendra mezclándolo con una espátula y con mucho cuidado para no estropearlo mucho.


Obtendremos una masa cremosita que ya está lista para utilizar.







5) Rellenar una manga pastelera, ayudándonos de un vaso para sujetarla, con una boquilla lisa, de unos 2 cm máximo. La referencia que he encontrado es la boquilla lisa nº 8 de Wilton.



6) Hacer sobre la bandeja de horno circulos con la masa según la plantilla que hemos marcado, que nos queden bien redondos. Dejaremos reposar esta masa en la bandeja durante al menos una hora.









7) Meter al horno que estará precalentado a 180º, y bajarlo inmediatamente a 150º. Cocer durante unos 11-12 minutos. Pasado el tiempo sacarlos y dejar enfriar sin tocar. Hay que tener cuidado al levantarlos de la bandeja del horno, que estén bien frios y que no se rompan, si veis que se pegan un poco en el papel es porque están muy blandos aún o porque necesitarían otro minutín de cocción.

Recién sacados del horno, este es el aspecto que tienen:



8) Rellenar:  en este caso yo utilicé para relleno mi crema de Nocilla de Menta, que tenía un bote todavía y que tengo que decir que ha quedado buenísimo. Como ya os decía, me comí varios solos, pero con la nocilla también nos los zampamos.


 


La experiencia ha sido muy buena, he quedado más satisfecha que otras veces, y la conclusión para mi siguiente intento es hacer unas cuantas mejoras a ver que tal.

MI LISTA DE PROPÓSITOS PARA EL SIGUIENTE INTENTO:

1. El azúcar que se le echa junto a las claras para montarlas, o bien no se la echo, o bien que sea azúcar glass.
2. Tamizar más veces el azúcar y el harina de almendra, a ver si me queda súper fino.
3. Controlar las formas de los macarons, con una plantilla más pequeña, como máximo de unos 2,5 cm. para que no me queden grandes ni se mueva tanto la masa.

De momento no creo que me queden como los de Hermé o Ladurée, pero podemos deleitarnos con ellos.

Hasta aquí la aventura de hoy, la siguiente os la contaré cuando recupere las fuerzas !
un beso.

Foto: Pierre Hermé




Echa un vistazo a esto ...