Pappardelle con Guiso de verduras

Pappardelle con Guiso de verduras

Está visto que últimamente el tiempo no es precisamente algo que abunda en mi vida, así que tengo que ir aprovechando los pequeños momentos en los que más que nada por necesidad voy haciendo cositas interesantes.

Desde que nació mi fiera todo está patas arriba, pero yo realmente me resisto a no poder mantener pequeños ratos de MI OCIO (cómo se echa de menos!) así que os digo que hago lo que puedo, porque eso sí que me sirve para respirar un poco y volver con más fuerza.

Tengo que reconocer que ahora estoy dándole vueltas a una pequeña fiesta familiar que se acerca. El caso es que siempre me encantan estas cosas, me vuelco, pero claro, volvemos a que hay un antes y un después del fiera, y ahora casi que debería plantearme hacer todo de encargo ja ja ja.

Tenemos que bautizar al peque a finales de abril y como medida de presión me he propuesto un gran RETO PERSONAL, bueno mejor dicho, dos:

el primero es hacer unas super galletas de esas que me enseñó Pilar, para obsequiar a los amigos y familiares, y el segundo es hacer yo misma una tarta para ese día.

Claro que la mayoría pensaréis que me he vuelto loca porque voy de bólido y esto es un curro, pero como a mí desde siempre me gusta complicarme la vida pues ahí estoy, como se decía antiguamente, barruntando… así que ya os iré contando qué sale de todo esto…

Mientras tanto, aquí comparto con vosotros un platillo atípico porque tiene una inspiración japo, sacado de una receta de Donna Hay de hace años, pero que me gusta por lo sabroso y por lo curioso:

Ingredientes: (para 2 personas)

Para la pasta:

  • 120 gr de Papardelle fresco
  • 30 g de Parmesano
  • Un chorro de aceite de oliva y sal

Para el guiso:

  • 100 g de champiñones (si son setas mucho mejor)
  • 100 gr de pimientos del piquillo
  • 100 g de puntas de espárragos verdes
  • 30 g de puerro
  • Un ajo picado
  • Un vaso mediano de vino blanco
  • Medio vaso de agua
  • Un trocito de avecrem (tipo cubito)
  • Sal, laurel, pimienta negra molida y albahaca.
Elaboración:

En primer lugar prepararemos la pasta, poniendo a hervir en un cazo agua con sal. Cuando hierva se introduce la pasta fresca, se deja 5 minutos cociendo y se apaga el fuego. Después de reposar otros 5 minutos en ese mismo agua, se escurre bien y se pasa un poco por el agua fría para que no se nos pase.
Por otro lado ponemos una olla con un chorrito de aceite de oliva y ponemos el ajo y toda la verdura bien picadita a saltear. Una vez esté un poco dorada, le echamos un poco de sal y le añadimos el vino blanco, el agua y el avecrem.
Lo dejamos cociendo a fuego medio durante 25 minutos removiendo de vez en cuando. Al finalizar le agregamos la sal y las especias, y removemos de nuevo para dejarlo otros 5 minutos más. (Este paso se puede hacer en olla rápida, poniendo todo igual y en unos 15-20 minutos en total estaría listo). Retiramos del fuego.

Montamos el plato:

La pasta hay que calentarla bien de nuevo (al microondas por ejemplo), y una vez caliente se coloca en un lado del plato con un chorro de aceite de oliva por encima y el parmesano recién rallado o laminado.
A su lado se coloca el guiso en cazuelita o bol puesto que tiene su propia salsa, y se va comiendo mezclado al gusto. Lo mejor es ir añadiendo la pasta a la cazuela, o al revés, mezclar todo en el plato, pero es todo un descubrimiento.
También hay otra manera de hacerlo que es incluyendo carne en el guiso, pero para mi gusto ya es demasiado contundente el plato.

Probadlo, os lo recomiendo.

Un beso!

 

 

 

 

5 Comentarios

  1. Tiene muy buena pinta!
    Si necesitas "asesoramienteo técnico" para cuando hagas los dulces del envento …estoy aquí para intentar resolver tus dudas!
    Un abrazo.
    Pilar

  2. rico, rico, además me encanta el pappardelle!!!

  3. ¡Tiene un aspecto increíble! Y las fotos son una maravilla.

    Besos,

  4. uy Pilar, mil gracias porque seguro que te necesito que yo soy un poco kamikaze,
    un beso 🙂

    Gracias Julia !

  5. Alba Tango

    Se hace la boca agua!!! Con respecto a tus planes, realmente es un reto con mayúsculas. Si necesitas pinche de cocina por horas, cuenta conmigo.
    Un besote.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*