Galletas de chocolate de menta y de chocolate blanco

Galletas de chocolate de menta y de chocolate blanco

De nuevo es miércoles, y volvemos a asomarnos a la sección de “En tu cocina” del programa Al Dente (La 8 Salamanca).

Esta semana se me ha pasado rapidísimo, por aquí hemos estado muy ocupados, y os debo un post donde cuente un poco la gala de los premios de Hostelería Salamanca donde me concedieron el premio al mejor blog. Prometo que en estos días os enseñaré más cosas.

Mientras tanto, hoy toca otra receta dulce, aunque ya tengo en la recámara varias saladas queremos empezar con cosas básicas y sencillas, para ir cogiendo un poco el tranquillo a esto.

Con vistas a las fiestas os iremos ofreciendo aquí un completo menú de navidad para que tengáis opciones este año y no digáis que siempre se cocina lo mismo. Serán recetas que luego explicaremos en el programa y que tendréis aquí la receta y el paso a paso.

Cookies de chocolate de menta y de chocolate blanco

Esto ya lo he contado más veces, pero estas galletas de hoy son como un recuerdo. En un día de inspiración galletil hice unas cuantas pruebas con diversos chocolates y el resultado son estas galletas que para mí tienen un sabor y una textura perfectas. Están increíblemente buenas.
Tienen un toque secreto que cuando las pruebas no te puedes resistir. En serio!!

La clave siempre digo que es la calidad del chocolate. Hay muchos tipos y muy buenos, pero depende de para qué lo vayais a utilizar elegid el que mejor se adapte.
En este caso, he utilizado el chocolate de menta de Lindt, en cuanto a sabores y clases es mi preferido, es una explosión de sabor en la boca, que aprovecha todos los contrastes del dulce-salado de esta receta.

Ingredientes: (salen unas 24 galletas grandes)

La medida para estas galletas se basa en una taza, podeis tener en cuenta que una taza equivale a unos 240 ml. También podeis tomar una medida de bol más pequeña siempre que se respeten las equivalencias, para que no os salga tanta cantidad.

• Una taza de mantequilla sin sal de calidad, en pomada (unos 250 grs)
• Una taza de azúcar blanca
• Una taza de azúcar moreno
• 2 huevos grandes (3 si son pequeños)
• 2 tazas rasas de harina de repostería con levadura
• 2 tazas rasas de harina de fuerza
• una cucharadita y media de sal
• 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
• 2 cucharaditas de aroma de vainilla
• 250 grs de Chocolate de menta Lindt (y chocolate blanco para la versión con este tipo)
• Sal Maldon en escamas, para el acabado.

Elaboración:


1. Tamizar las harinas, bicarbonato y sal en un bol y dejarlo reservado.

2. Batir muy bien la mantequilla con los azúcares hasta que está cremoso y blanquea.

3. Añadir el aroma de vainilla y los huevos de uno en uno, batiendo hasta integrarlos.

4. Incorporar poco a poco los ingredientes secos reservados y batir despacio hasta que todo esté bien ligado.

5. Por último agregar el chocolate de menta partido en trocitos pequeños y mezclar la masa con cuidado. Si os gusta que tenga mucho más chocolate, no hay problema, lo añadís aquí. No os paseis porque la gracia está en el conjunto.
Haced una parte con chocolate blanco y otra con chocolate negro para tener de los dos tipos.
Retiramos la masa a un bol, cubrimos con papel film y la dejamos reposar en la nevera durante un par de horas al menos.

6. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.

7. Sacamos la masa y vamos haciendo bolas con ella del tamaño aproximado de una nuez, colocándolas en una bandeja de horno forrada. Podeis usar de medida una cuchara para hacer bolas de helado, que es muy práctica.
Deben ir bien separadas, ya que la galleta se extiende. Yo coloqué solamente 6 unidades por cada bandeja.

8. Por encima espolvoreamos unas escamas de la sal maldon (suavemente, solo una pizca por galleta).

9. Metemos al horno las galletas a 180º durante 11-12 minutos o hasta que veamos que se empiezan a dorar los bordes. Deben quedar un poco tiernas. Sacarlas inmediatamente.
Las dejaremos en la misma bandeja del horno unos minutos hasta que se enfríen un poco. No tocarlas ya que al principio son frágiles. Cuando pase ese tiempo, se pasan a una rejilla hasta que estén totalmente frías.

Ya me contaréis, podréis hacerlas con los niños una tarde en casa y estarán encantados.
 

Ahora vamos a lucirlas un poco ¿no?:


Como obsequio navideño si vais de visita os van a quedar monísimas, podéis hacer unas bolsitas con varias galletas y decorarlas un poco, o bien una pequeña sorpresa para alguien especial en el desayuno, o utilizarlas para marcar los sitios en la cena de familia… si le echáis imaginación obtendréis maravillas.
Este año podemos exprimirnos la cabeza para que con estos pequeños gestos los regalitos de navidad sean más artesanos y menos costosos.

Un poquito de washi tape, un papel cebolla o sulfurizado y listo:

En las fotos, los artículos los podeis conseguir en:
De “Mr Wonderful Shop
• Washi Tape negro “Happy Birthday”
• Washi Tape LOVE (oscuro)

De “El Bazar de las cosas molonas
• Minisobres Airmail estilo vintage

De “Craftcakemama
• Sobres marrón craft

De “Casa
• Decoración navideña, pegatinas snow, cintas de blondas y cintas washi infantiles

          

4 Comentarios

  1. Las galletas por si solas ya me parecen una preciosidad Patrix, pero es que si además nos las presentas de una manera tan bonita y elegante como lo has hecho, se me acaban los adjetivos!

    Un beso!

  2. Preciosas Patrix, y qué ideas tan fabulosas nos traes!! vamos a quedar de lujo estas Navidades tanto con la receta como con la preparación ,

    un abrazo

  3. muy bonitas, son preciosas. Creo que en realidad no necesitan ningún adorno, ellas solas lucen un montón

  4. Que ricas están estas galletas, me imagino que las de chocolate de menta tienen que estar fabulosas.
    Como bien dices son ideales para regalar.
    UN besín.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*