Sopa para llevar al trabajo

Sopa para llevar al trabajo

La receta de hoy es algo realmente práctico y por qué no, bastante divertido.

En nuestro día a día seguro que muchos de vosotros también buscáis ideas para que comer fuera de casa sea menos aburrido y la comida caliente no aparezca sólo en fin de semana.

Hay multitud de ideas a aplicar y os seguiré hablando de este tema en breve, pero hoy quiero enseñaros algo que me parece una ocurrencia genial para poder preparar nuestras propias sopas caseras y comerlas en cualquier sitio como recién hechas.

Para ello necesitaremos realizar una preparación previa, que podemos hacer en fin de semana y dejar varios botes preparados para la semana o incluso congelar unos cuantos e ir sacando.

Eso sí, es imprescindible para esta elaboración disponer de un hervidor de agua o similar en la oficina. Esos sencillos hervidores se enchufan en cualquier sitio y sirven también para oportunas infusiones o cafés de urgencia.

Aquí tienes el VÍDEO DEL PASO A PASO:


 

Ingredientes

  • Un bote hermético para un correcto transporte
  • Una cucharada de caldo casero concentrado de carne (ver receta abajo)
  • 50 g de fideos cocidos.
  • Eneldo fresco
  • Cebollino fresco
  • Una cucharada de salsa de tomate casera
  • Un huevo pasado por agua
  • Un chorro de aceite de oliva
  • Agua hirviendo

Los tradicionales caldos concentrados de carne tienen una cantidad de sal muy elevada. En el largo proceso de cocción del caldo también se pierde una parte de ella. Actúa como conservante natural así que se puede guardar en tarros herméticamente cerrados en la nevera o incluso en el congelador, puesto que no se llegará a solidificar y será fácil ir sacando cucharadas.

Esta receta suele ser un básico de Thermomix, solo que ya tiene aplicaciones de todo tipo.

 

Sopa para llevar

 

Elaboración

  1. Cocer los fideos previamente y reservar.
  2. Preparar el huevo pasado por aguar: en un cazo con agua fría, colocar el huevo de manera que quede cubierto. Añadir un poco de sal. Cuando empiece a hervir fuerte, lo dejamos cocer 3 minutos y retiramos inmediatamente. Meter en agua fría. Pelar y reservar.
  3.  Ir agregando progresivamente en el frasco todos los ingredientes:
    1. una cucharada de caldo casero concentrado
    2. una cucharada de cebollino picado
    3. Los fideos cocidos
    4. unas tiras finas de zanahoria fresca
    5. una cucharada de salsa de tomate casera
    6. el huevo pasado por agua
    7. un chorro de aceite de oliva virgen extra
  4. Cerrar bien el frasco y llevar al trabajo.
  5. Por último, cuando se vaya a consumir, agregar agua hirviendo hasta llenar el frasco, remover bien y dejar reposar durante cinco minutos.
  6. Listo para comer en cualquier lugar.

 

 Sopallevar2

Caldo casero concentrado de carne

Para preparar el Caldo concentrado:

  • 300 g de verduras: pueden ser las que en ese momento tengáis en casa, puerro, cebolla, zanahoria, calabacín.
  • 300 g de carne magra de ternera y pollo.
  • 30 g de vino tinto.
  • 250 g de sal marina gorda
  • 2 ajos
  • Un par de hojas de laurel.

Elaboración

En una olla grande al fuego ponemos las verduras troceadas muy pequeñas, limpias y peladas, y la carne en trozos. Agregar el vino, laurel, la sal y poner a cocer a fuego medio durante una hora.

Remover de vez en cuando y no agregar más liquido, sólo el vino inicial.

Después de una hora de cocción, remover bien y pasar toda la mezcla por una batidora para triturarlo.

Mantener a fuego bajo durante media hora más.

Pasado ese tiempo lo dejaremos enfriar totalmente y repartirlo en frascos para su uso directo.

Una cucharada de este caldo concentrado equivale a un cubito de los caldos comerciales.

 

sopallevar5

Sopallevar1

4 Comentarios

  1. ¡Qué idea más buena! Me encanta. Cuando la haga, te invito para que la pruebes.

  2. Una idea muy original y práctica!! El vídeo genial 🙂
    Besitos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*