Mini Cupcakes de Zanahoria y Avellanas

Bien, pues después de la pequeña intro al mundo de las magdalenas, muffins y cupcakes, le ha tocado el turno a éstos últimos.
En este caso he realizado una adaptación de una receta que ví en el blog de Silvia “Mi Dulce Tentación” porque son exquisitas y jugosas y la zanahoria suele dar un resultado buenísimo.
Para completar las adorné un poco con un fondant de nubes, sencillo aunque un poco pringoso de hacer, y como veréis quedan así de bonitas.

Ingredientes
  • 2 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • 125 g de harina con levadura
  • 100 g de azúcar moreno
  • 175 g de zanahoria rallada
  • 25 g de avellanas picadas
  • Una naranja para zumo y ralladura.

Para la cobertura:

  • 200 g de nubes de azúcar
  • 400 g de azúcar glass
  • Unas gotas de agua
  • Una pizca de mantequilla
  • Con estas cantidades sale cobertura para unas cuantas magdalenas, pero si necesitas más cantidad siempre ten en cuenta que la medida es el doble de azúcar que de nubes.

Elaboración:
 

Precalentar el horno a 180º

Rallar la zanahoria y picar las avellanas.

En un bol hay que batir muy bien la mantequilla derretida con el azúcar hasta que quede una mezcla clara y cremosa. En Thermomix lo hago 2 minutos vel 5.
Añadir los huevos uno por uno y continuar batiendo enérgicamente. En thermomix un minuto vel 5.
Incorporar la zanahoria rallada, las avellanas picadas, 2 gotas de esencia de azahar, el zumo de naranja y la ralladura y mezclar muy bien. 30 segundos vel 3.
Por último agregar la harina con levadura tamizada, y volver a ligar bien la mezcla. En TMX 1 minuto vel espiga para coger bien toda la masa, y 1 minuto vel 3.
Colocar en los moldes de papel y rellenar ¾ partes porque no crece demasiado.
Hornear 25 minutos y dejar reposar en la rejilla para que se enfríen.

Mientras tanto prepararemos la cobertura:
 

Derretir las nubes en un cuenco al microondas con unas gotas de agua para humedecer.
El tiempo tiene que ir poco a poco porque cada micro es un  mundo y se queman fácilmente. Hay que poner 15 segundos, luego otros 15 si no están del todo e ir removiendo. A 600W de potencia. Tienen que quedar derretidas, y son muy pringosillas.

A continuación se le añade el azúcar y se va mezclando con una cuchara (aún no le metas mano!). Cuando veamos que ya está con un aspecto más de mezcla ligada podemos seguir añadiendo y amasando con las manos has que ya tenemos una masa que no se pega y que podemos dar forma. En caso de querer colorearlo es el momento de echar colorante y amasar bastante para que quede uniforme.

En este caso con el rodillo se alisa la masa para que quede fina y con un cortapastas se hace la forma de tapa y de los lunares. Se conservan varios días fuera de la nevera.
Yo he hecho una cobertura sencilla, pero con práctica se pueden hacer coberturas extendidas con fondant de nubes muy elaboradas
 
Espero que os guste!

 

3 Comentarios

  1. Qué bonitos te han quedado :)!!!
    Luego diré que tal están… ji, ji, ji.

  2. Pues si que te quedaron monas… eres una cocinera de primera.

    Besos y buen fin de semana.

  3. Que ricos y que bonitos!!
    Un besiño.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*