Natillas fritas sin compasión

Natillas fritas sin compasión

En estas fechas que andamos ya tengo muchisimos planes y tareas por hacer, así que por eso la receta de hoy nos debe ayudar con toda la energía que necesitaremos, vamos que alguna excusa debo tener…

Ninguna compasión tienen estas natillas, puesto que se trata de una receta totalmente adictiva, calórica y no apta para dietas. No vamos a decir tonterías porque en este caso es una pequeña bomba de energía azucarada pero también un fenómenos contra los bajones, así que si quereis hacer terapia de amigas ya sabeis!

Es una versión de la tradicional leche frita. Otra idea de aprovechamiento de mi madre, que tenía hechas natillas y había que acelerar su fin. Es muy sencillita, solo requiere un rato y podremos ofrecerlo como pequeños bocados, porque si hay mucha gente mejor, que se acabará antes y no te zampas tu misma dos trozos.

Aprovecharemos tambien para recordar la receta sencilla de natillas caseras:

Ingredientes:

Para las Natillas Caseras (unas 4 personas)

  • 4 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Medio litro de leche
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • 1 cucharada de maizena
  • 3 cucharadas de harina

Para el rebozado:

  • Harina, un huevo, canela en polvo y azúcar.

 
Elaboración:

  
1) Ponemos en un cazo la leche con la piel de limón y la rama de canela. Cuando empiece a hervir apagamos el fuego y esperamos a que se temple un poco.
 
2) En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y la maizena hasta que esté bien integrado.
 
3) Poco a poco vamos añadiendo la leche templada a la mezcla anterior mientras vamos removiendo bien. Una vez que lo unamos todo volvemos a colocarlo al fuego bajo hasta que hierva pero sin dejar de moverlas constantemente para que no se pegue. Debemos notar que se va espesando y en cuanto empiece a hervir retirarla también. Si quereis una mezcla muy fina y veis que queda algún grumo pasadle una batidora mientras está caliente y quedará perfecto. También se puede colar.
 
4) La mezcla de natillas ya está lista. Nos tiene que quedar muy espesa al enfriarse, lo suficiente para cortarla en trozos. La colocamos en una fuente que sea poco profunda y larga, y la refrigeramos en la nevera unas horas.
 
 

5) Una vez formada la masa,  cortar en cuadros del tamaño deseado. Mejor que sean pequeños pero no demasiado porque son frágiles.
6) Se rebozan los trozos en harina y huevo y se fríen inmediatamente en aceite no muy fuerte durante unos 30 segundos por cada lado, sólo lo suficiente para que cuaje el huevo.
Los sacamos con cuidado ayudándonos de una espátula y se colocan en un plato con una servilleta de papel para que escurran el aceite que pueda quedar.

Por último se espolvorean con azúcar y canela.

Y listos, a comernoslos todos.

Una curiosidad, las vajillas de las fotos son todas antiguedades increíbles. Hay muchas piezas sueltas herencia de las abuelas que se guardan en casa y que son pequeños tesoros, fijaros que lindezas.

19 Comentarios

  1. Que apetitosos se ven estos bocaditos de natillas, si es que todo lo dulce es siempre demasiado tentador.

    Besos

  2. Tiene que estar de muerte, si ya me gustan las natillas, así presentadas ni te cuento!!
    Mmm, que delicia!!
    Besotess

  3. Tenías que haber dicho "sin compasión y sin remordimientos". La pinta es buenísima y de vez en cuando el cuerpo necesita alegrías así.
    Besos

  4. Me encanta la idea, has mezclado dos recetas tradicionales en algo nuevo. Esto es cocina fusión, no??'
    Besines

  5. ¡Esto es un verdadero pecado, qué cosa tan buenaaa!. Lo de "natillas fritas", me ha llamado la atención pero lo de "natillas fritas sin compasión" ¡me ha capturado, qué divertido!. ¡Di que sí, esto es altamente adictivo y DELICIOSOOO!. Un beso,

    http://www.cocinaamiga.com

  6. pues bomba o no tienen que estar riquísimas!! una idea muy original de preparar las natillas!

  7. Terapia de amigas, terapia de amigas…Me apunto si tengo derecho a degustar esta maravilla ¿ Dónde hay que firmar? Vaya ricura chica!!!

  8. que pinta¡¡¡ jamás se me hubiese ocurrido ¡¡
    Me quedo por tu cocina

    Besos:)

  9. Ay!! como la leche frita pero en natillas, que bueno!! me encanta!! ya la leche frita es algo que me fascinó descubrir, esta cae sí o sí, pero bueno cuando la dieta lo permita, jajaja
    Un besito

  10. Chica pues vaya terapia mas dulce!!!
    Es la primera vez que veo las natillas fritas y me ha encantado la idea, asi, como la leche frita…se ven deliciosas! un besotee

  11. mmmm qué buena pinta. Además están deliciosas, mi madre las ha hecho alguna vez. Suerte que he desayunado, que sino sería una tortura leer este post jeje

  12. ummm que pinta cielo, me encantaaaaa

  13. Wowwwwwwwww que rico! esto es para empezar y no parar! muy buena pinta si señora!!
    Muchas gracias porvenir a mi blog, yo también me quedo por aquí, me ha encantado!!!!!!!

    Besitosssss

  14. Me han encantado estos bocaditos de natillas.
    Seguro que los probaré.

  15. Niña,,esto tiene que estar mmmuyyyy riiicooo…me lo guardo para cuando tenga el día goloso. bss y gracias por la receta

  16. la boca agua¡¡¡¡vamos que no hay quien se resista a esto,una pasada,un besazo por cierto me quedo por aquí para disfrutar de tus platos

  17. Yo no tendría compasión, yo me las comía.
    Un beso.

  18. Ummmm compasión con el plato que no pararía de lamer hasta verlo limpio, limpisimooo!! Te han quedado de lujo!! La presentación me encanta, como todas las que haces!!
    Un besete para los cuatro y a ver si te llamo, qué ya está bien!!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*