Roscón de Reyes, la mejor versión para estrenar el 2015.

Roscón de Reyes, la mejor versión para estrenar el 2015.

¡Ya vienen los Reyes Magos!
Hace pocos días que estábamos repasando el cierre del año y hoy preparamos la noche más mágica, aquélla en la que todos los niños tienen una ilusión tan grande que no pueden ni dormir. Y los mayores la tenemos de verlos a ellos la verdad.

Yo ahora estoy en esta etapa maravillosa, porque como los niños son tan pequeñitos empiezan a conocer estas cosas y se les ilumina la mirada, me encanta preparar todo con detalle, hay que aprovechar cada momento que se nos pasa rápido.

Pues bien, como cada año preparo el Roscón de Reyes en casa. No sé por qué, pero siempre voy variando un poco, básicamente la receta es la misma, pero cada año leo por aquí y por allí las experiencias de tantos compañeros y voy probando. Siempre me adelanto un poco porque en mi casa gusta tantísimo el Roscón que es imposible comer sólo uno, así que ya vamos catándolos unos días antes.

La receta que os traigo hoy se basa en la misma de Ibán Yarza que utilicé el año pasado pero me he fijado en la estupenda receta que ha publicado Velocidad Cuchara, con algunos cambios y es la que he probado. Tengo que deciros que el resultado es inmejorable, creo que el mejor que he hecho hasta el momento.

La receta del Roscón de Reyes no es que sea difícil, pero sí es laboriosa y sobre todo requiere su tiempo, hay que respetar a conciencia los levados para que todo salga perfecto, pero puedes planificarte para tenerlo listo según si lo quieres para desayunar o merendar con la familia.

Estos son los pasos que he seguido:

Ingredientes:

Para el prefermento:

  • 90 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de leche semidesnatada
  • 5 gr de levadura fresca de panadería

Para el resto de la masa:

  • 120 g de azúcar blanquilla
  • La piel de 2 naranjas
  • La piel de 1 limón
  • 80 g de leche semidesnatada
  • 1 palo de canela
  • 60 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 15 g de levadura fresca
  • 30 gr de aroma de azahar
  • 340 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal

Para decorar:

  • 1 Huevo batido
  • Azúcar humedecida en agua
  • Almendras laminadas



Elaboración:

En primer lugar preparamos el Prefermento:
En un bol ponemos los ingredientes, los mezclamos bien y hacemos una bola. Si lo haceis con Thermomix, amasad 1 minuto en velocidad Espiga y listo.

Primer Levado:
Lo dejaremos reposar durante al menos 3 horas fuera de la nevera.

Mientras tanto, en el vaso de la Thermomix trituramos el azúcar 30 segundos velocidad 5-10. Añadimos la piel de una naranja y de medio limón y volvemos a triturar en velocidad 10 unos 20 segundos. Con una espátula retiramos bien todo a un bol y los reservamos.

Lo siguiente, sin lavar el vaso de la Thermomix, agregamos la leche, la piel de la otra naranja, la del medio limón que faltaba y un palo de canela entero. Programamos 5 minutos, a 90º y velocidad cuchara, para que se infusine todo. Al finalizar dejamos que se temple un poco dentro del vaso.

Pasado el tiempo de reposo del preferente, empezamos a preparar el resto de la masa.

  • Tenemos en el vaso la leche aromatizada aún templada, retiramos todos los restos de pieles y el palo de canela y le añadimos el azúcar que teníamos reservada triturada con los cítricos.
  • A continuación agregamos el prefermento y trituramos durante 30 segundos a velocidad 6, para que se deshaga bien.
  • Después añadimos el resto de los ingredientes de la masa y de nuevo mezclamos otros 30 segundos en velocidad 6 para que nos queden bien integrados. Por último ponemos velocidad espiga, vaso cerrado durante 3 minutos para amasar. 

Segundo Levado:
La retiramos del vaso y dejamos reposar la masa durante al menos 3 horas en un bol.

Yo hice esta parte el día anterior por la tarde, y metí el bol con la masa en la nevera después de tenerla un par de horas fuera. De esta manera, ya a la mañana siguiente sólo queda el último levado y directamente hornear para tenerlo reciente en la merienda de Reyes si queréis.



Tercer Levado:

  • Una vez hemos hecho este segundo levado, cogemos la masa del vaso y la colocamos encima de un papel de hornear, con las manos bien aceitadas hacemos una bola y le vamos dando forma de Roscón con paciencia. La masa es perfectamente manejable y apenas se pega, pero con las manos engrasadas es mucho más fácil manejarla.
  • Cuando tenemos hecha la forma del Roscón, le colocamos en el centro del agujero un aro de emplatar, para que no se nos cierre ni se mueva su forma. Ahora tiene que reposar otras 2 horas, el tercer levado antes de hornear.
  • Pasado el tiempo, vemos que el Roscón ha crecido un poco, aunque no demasiado porque luego crecerá completamente en el horno. Pincelamos con huevo batido y lo decoramos por encima al gusto.
  • En mi caso, con azúcar humedecida y con almendras laminadas, bien repartido todo por encima.

El horno debe estar precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo.
Metemos la bandeja con el papel de hornear una posición por debajo de la mitad del horno, porque crece mucho y para que no se nos queme antes por arriba.

Horneamos durante 18 minutos, en mi caso han sido exactos, me ha quedado perfecto, pero vosotros tendréis que controlarlo en vuestro horno. Si se dora demasiado por arriba, tapadlo con papel albal, para que se haga bien antes de acabar.

Como os decía, me ha quedado estupendo.

Os deseo una muy feliz noche de Reyes, disfrutemos de un día fantástico en familia.

3 Comentarios

  1. Mmmmm Patricia, tu rosca quedó divina, hasta aquí me llega su aroma!
    Felices reyes y que la magia se mantenga todo el año.

  2. Hola Partri! Esta es la misma receta que uso yo, mira que he probado mil, pero nada, me quedo con esta!! Además, desde que me atreví con el leudado en frío no se me hace nada pesado! En casa de mis suegros nos comemos 2 de estos entre 6, así que para no llegar con tanta ansia este año hemos decidido que íbamos a hacer un roscón de mitad de año allá por julio XD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*