Hornazo de Salamanca para el lunes de aguas y mi experiencia con el workshop de Aiala Hernando

Hornazo de Salamanca para el lunes de aguas y mi experiencia con el workshop de Aiala Hernando

Como cada año por estas fechas, se acerca el famoso lunes de aguas. Lo celebraremos la semana que viene y nunca falta en las casas el famoso hornazo, un pan hecho específicamente para este día que se rellena de embutidos ibéricos y que se degusta acompañado de la familia y amigos en el campo o junto al río.
Es una gran tradición, que no os voy a contar otra vez todo porque cada año lo suelo recordar. Podéis leerlo por ejemplo aquí.

Este año os recuerdo la receta que usamos en mi pueblo, que es un modo tradicional de hacerlo y que nos encanta. Hay muchas versiones de este tipo de receta, pero yo sólo la hago con aceite de oliva virgen extra y con aguardiente por ejemplo. No uso manteca de cerdo ni vino blanco ni ningún colorante añadido. El pan queda dorado por fuera con el huevo y por dentro con un cierto toque de los embutidos, pero el color natural del pan. Queda espectacular.

Además de todo esto, quería contaros mi experiencia durante el último mes en el taller especializado en fotografía y estilismo gastronómico de Aiala Hernando.
Los workshops están de actualidad, puesto que es la manera de poner en práctica muchos conocimientos y sobre todo de aprender cosas nuevas y estudiar la forma de trabajar de los mejores.

Aiala hace un trabajo maravilloso, os recomiendo que visitéis sus páginas para echar un vistazo si aún no la conocéis.

Pues bien, he salido encantada de este workshop, que ya he finalizado, pero que sigo con la fase avanzada que es una segunda parte más específica empresarial.
Creo que la presión es bastante alta, porque el ritmo de trabajo es fuerte, el tiempo disponible para realizar los ejercicios es poco, pero todo eso ayuda a que te impongas un trabajo mucho más disciplinado y exigente.

Las fotos que hoy os muestro del HORNAZO son parte de mi proyecto final, realizado al acabar el primer nivel del curso y como veis, un poco alejadas de mi estilo habitual, porque no me siento tan cómoda con el estilo oscuro, pero he hecho un gran esfuerzo.
Espero que os guste!!.





Ingredientes para la receta de HORNAZO

Para la masa madre: 

  • 150 gr de harina de trigo de fuerza
  • 100 ml de agua templada
  • 25 gr de levadura fresca 

Para la masa (un pan grande)

  • 500 gr. de harina
  • 40 ml. de aguardiente
  • una cucharada de anisetes
  • 150 ml. de aceite de oliva
  • 4 huevos
  • 40 gr. de levadura fresca
  • 10 gr. de sal
  • una yema de huevo batido para pincelar

Para el relleno

Embutidos ibéricos al gusto, cortados en tacos medianamente gruesos: 100 g de Jamón serrano, 250 g de lomo de cerdo fresco adobado y en filetes, 100 g de chorizo ibérico.

Elaboración

Para empezar preparamos la masa madre o preferente mezclando todos los ingredientes, amasándolo en una bola y luego lo tapamos y lo dejamos reposar durante al menos una hora.

A continuación, vamos a preparar el resto de la masa. Batimos los huevos y los mezclamos con el aceite, luego con el aguardiente.

En este punto vamos a añadir la masa madre a la mezcla y a deshacerla bien y mezclarla hasta que esté totalmente integrada.

Añadimos la sal, la harina y la levadura, lo mezclamos todo muy bien y lo dejamos reposar unas dos horas tapado con film en la nevera.

Sacamos la masa, se hacen dos partes y se estiran bien con el rodillo dejandolas de un grosor de medio centímetro más o menos.

Ponemos una parte en una bandeja de horno con papel sulfurizado debajo y le colocamos el relleno al gusto.

Mi recomendación es que sean rodajas de embutido de un grosor de un centímetro como máximo. A mi me gusta encontrarme los embutidos más finos, pero es al gusto.

A continuación le colocamos la otra parte encima y cerramos bien como si se tratara de una empanada. Lo pinchamos por encima y pincelamos con el huevo batido.

Metemos la bandeja en un horno precalentado a 200ºC, en el tercio inferior del horno, con calor arriba y abajo durante unos 50 minutos, vigilando hasta que esté dorado por encima.

Una vez fuera, ya podemos dejarlo enfriar y degustarlo en nuestra próxima excursión al campo o en un picnic con amigos.

9 Comentarios

  1. Madre mía menudo hornazo!! No sé que me gusta más si el hornazo o las fotos… son chulísimas!!! bss,

  2. Me rechifla el hornazo, pero nunca me he puesto a hacer uno, así es que esta receta me la apunto y va directa a mi libretilla….

    Por cierto, para no sentirte muy cómoda en este estilo de fotos, no se te ha dado nada mal. Preciosas.
    A mi, personalmente me gusta más.

    Fabuloso todo.

    Isra 😉

  3. Sólo puedo decirte, olé! Pedazo de fotos te has marcado, me ha entrado hasta envidia, sana, por eso, jajaj.

    Esa empanada tiene que estar deliciosa, me recuerda a las empanadas murcianas de carne.

    Saludos!!

  4. El hornazo estupendo, …pero las fotos son espectaculares Patricia.
    Enhorabuena.
    Pilar

  5. El hornazo tiene una pinta espectacular, Patri!! Y desde luego te delicito por las imágenes, ya sé que has trabajado duro y se nota, me chifla el resultado, miy de tu estilo pero con una técnica más

  6. Patricia, este tipo de hornazos se hace también en Avila, la única diferencia es que también añaden huevo duro, y se toma el domingo de resurección. Y las fotos, que te voy a decir……
    besos,

  7. Probé el hornazo una vez en un viaje a Salamanca y era supermegacontundente X-) (creo que aún debo andar digeriendo algún trozo…)
    Las fotos muy bonitas, Patricia, enhorabuena!
    Buen fin de semana

  8. Pues Patricia las fotos te han quedado espectaculares!!! Un cambio total!! El hornazo em encanta, a ver si me animo!
    Besos

  9. Como se notan esas lecciones que estamos tomando!! las fotos son de otra galaxia. Enhorabuena. El hornazo lo conocía por tí, de otros años, los de Salamanca siempre colgáis fotos en la redes de este clásico, me encantaría probarlo!! Un beso y sigue así!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*