Empanadillas sencillas de nuestra infancia

Empanadillas sencillas de nuestra infancia

Este plato que traigo hoy no necesita prácticamente receta porque es tan facil y práctico que seguro que todos lo conoceis.

Hoy es el #diadelaempanadilla, ya sabeis que para los tuiteros de pro esto de los #diasde es un pequeño vicio que tenemos. Nos encanta juntarnos virtualmente para hacer cosillas y nos apuntamos a todas las que podemos, qué le vamos a hacer.
No sé decir quién fué esta vez el promotor de este, porque tenemos un nutrido grupo de debate y brainstorming je je, pero espero que todos los participantes lo disfruten.

Pues bien, le ha llegado el turno a la empanadilla castiza y podreis ver por la red montones de ideas que hacer para crear este manjar.
Yo me he decidido por mostrar la más “minimalista” de todas, es decir, la empanadilla de toda la vida, que desde que tengo uso de razón se ha hecho en casa.

Ingredientes:

  • un paquete de la masa de obleas para empanadillas
  • 3 latas de atún 
  • unas lonchas de jamón york
  • un huevo cocido
  • aceitunas negras picadas
  • un huevo batido para pintar por encima.

Elaboración:

Pues bien, como os decía es muy fácil, quién no ha preparado empanadillas con la masa comprada.
Debería haber hecho la masa, pero como es un día en homenaje a la empanadilla, lo que muestro es la realidad de mi día a día, las que de verdad utilizo casi siempre.

Solamente debemos hacer una mezcla en un bol de todos los ingredientes bien picaditos y agregarle la salsa de tomate de modo generoso. La salsa es totalmente casera eso sí, de las que hacen mis suegros con la cosecha de tomates de la huerta y está espectacular.

Colocamos las obleas extendidas, ponemos una cucharada de relleno en cada una y las vamos doblando y fijando los bordes con un tenedor, vamos que lo puedes hacer con los niños porque siempre de pequeña yo misma lo hacia.

Cuando estén todas, se colocan en una bandeja de horno y si se desea se pintan por encima con huevo batido para que nos salgan bien doraditas.

Por último, se meten al horno a 180º durante unos 10 minutos, o hasta que se doren de modo uniforme. No las dejeis de vigilar porque se pueden quemar en un momento.

Yo prefiero hacerlas al horno porque fritas son más grasientas y pesadas, lo único que hay que tener en cuenta siempre es que queden bien jugosas por dentro y para eso hay que echar buena salsa de tomate.

Mirad que textura… lástima que no tengo fotos del interior porque no tuve tiempo y me duraron un suspiro (ñam…)

El logo se lo agradecemos como siempre a nuestro artista particular Pasar del Aire.
Un lujo!

 

Espero que sea tambien uno de los platos habituales en vuestras cocinas porque receta más tradicional y auténtica no hay, quién no haya comido empanadillas alguna vez que levante la mano !!.

Besos.

19 Comentarios

  1. Se ven estupendas estas empanadillas.

    Besitos

  2. A mi lo que me gusta es lo fáciles y ricas que están, y al horno siempre mejor. Feliz día de las empanadillas 🙂
    Besitos

  3. Yo he empezado a hacerlas al horno hace nada, y me encanta cómo quedan (a veces incluso he usado el microondas con grill) evitar la fritura las hace más ligeras y más crujientes. Un beso.

  4. Estupendas!! Vaya color tienen más bueno, besos!!

  5. Y Saben a gloria!!!!!

  6. buenísimas, las fotos son preciosas, bssss

  7. Riquisimas!, las mias tambien van al horno, quedan mejor y son más ligeras.
    un beso

  8. tan sencilla, ricas y llenas de recuerdos…te ha quedado estupendas!! un besotee

  9. las segundas que veo hoy y me encantan!!

  10. Menuda pinta que tienen esas empanadillas. La verdad es que son muy socorridas y se hacen en un plis. Muchas veces, lo sencillo es lo mejor

  11. Anda, en mi casa nunca se han hecho así. Allí eran atún, huevo duro, pimiento de lata y tomate jijiji. Creo que probaré tu combinación, que me ha gustado.

  12. Efectivamente son las empanadillas de toda la vida.
    Me encantan.

    Besos.

  13. Pregun! ¿Usas molde de empanadillas? Porque si las has hecho con tenedor, te han quedado los bordes perfectos.

    Besos!

  14. Patri, estoy con Javier. Aa mí también me han llamado la atención los bordes. En mi casa, las empanadillas eran las clásicas de atún, huevo duro y tomate. Así es que me guardo las tuyas… Mil besos ,o))

  15. Riquisimas!! son un vicio. Un besin.

  16. nunca les puse jamon,me gusta!

  17. Uhm que hambre me ha entrado!! envíame unas jejeje

  18. Nunca les he puesto ni jamín ni aceitunas, pero las he probado y están estupendas. Besos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*